EL NACIONALISMO EN ESPAÑA. Por CESAR ZAFRA


PEDRO SANCHEZ

Atendiendo a:

Forma de hacer política, declaraciones, comportamiento errático, falta de escrúpulos, contradicciones, mentiras sin rubor, Pedro Sánchez, lo que parece es una adolescente bobita, caprichosa y maleducada.

Adolescente que necesita a toda costa, ser siempre el centro. Acaparar la atención, sea cual fuere la situación o el escenario. No se detendrá ante nada con tal de ser la reina del baile.

Es el perfil soñado por el independentismo: un adolescente intelectual, enamorado de sí mismo, dispuesto a vender lo que haga falta con tal de satisfacer su voracidad en protagonismo y vanidad.

Esto es lo que tiene el PSOE como secretario General, y España como presidente en funciones.

Lo peor, es que esta adolescente tiene poder para hacer mucho daño, lo cual le convierte en MUY PELIGROSA

Es por ello, que, yo afirmo, que estamos en una situación de Emergencia de Estado.

LA MENTIRA ES SU UNICA BANDERA


El PSOE se postra

ante el independentismo

LA MENTE DE UN PROGRE: PRINCIPIOS BÁSICOS


×

Error

The RSMediaGallery! Component is not installed.

  Nos ha sido revelado un nuevo mesías. Un líder atemporal, que liberará al noble pueblo catalán del inmisericorde yugo español:

Artur Mas i Gavarró.

 


La Diada de 2011 fue una revelación, una epifanía en toda regla. Nuestro líder tuvo una visión: Como hizo Morfeo con Neo en Matrix, daría a elegir a su pueblo entre un pasado errático y oscuro de la mano de España y otro, luminoso y liberador, ofreciéndose liderar la independencia de Cataluña y convertirla en un estado dentro de la Unión Europea y al margen de España.

Estado por otra parte que, no olvidemos, jamás ha existido como tal. Este pequeño matiz, no supone ningún problema para nuestro líder. La solución ante esta nimiedad, la suple de una forma que solo un iluminado se puede permitir: Inventar la historia a su conveniencia. Sí, sí, así sin anestesia.

Como suele suceder con todos los políticos persuadidos que sin duda están llamados por designios mucho más elevados que los de cualquier otro ser viviente, a dirigir lo que ellos entienden como su pueblo, dan por hecho que ellos son en sí mismo y casi por gracia divina, la encarnación del estado. En otras palabras y como diría Luis XIV: “El Estado soy yo

Como buen mesías, se autoerige en el atesoramiento del bien absoluto y por supuesto en representación de todos (sin excepción) los habitantes dentro del territorio que pretende evangelizar con su doctrina, en este caso el independentismo de Cataluña. Él  y solo él, es la esencia del verdadero y buen catalán.

Estamos hablando de alguien que es más que un líder, es un conducator de su pueblo. Vamos que Nicolae Ceaușescu era un chiquillo a su lado. Un conducator entiende que todos los que no piensan como él, necesariamente son enemigos de la causa, por ende en este caso, enemigos de Cataluña. ¿Y qué causa puede haber más elevada que liberación de un pueblo oprimido y esquilmado por un enemigo ficticio?.. Pues eso, ninguna. O ets catala de la ceba o no ets res. Visca Catalunya Lliure!.. Pero ¿libre de quien o de qué?...ah, me olvidaba que El arturmasismo está muy por encima de Fernando II de Aragón y de 500 años de armonía y convivencia dentro de una de las naciones más luminosas que ha dado la Historia: España.

 En la forma de pensar de este tipo de líderes mesiánicos, no es que ya se arroguen la voluntad de la totalidad de su pueblo sino que, además, en su estructura mental, no contemplan que se piense de otra forma. Consecuentemente ante quien no piense como él, solo hay dos acciones posibles:

1-   Adoctrinarlos en el sendero de la virtud, ante la manifiesta ignorancia de esa parte de la sociedad que no comparte los designios de la nueva religión impuesta.

2-   Eliminación por asfixia, marginación y vilipendio de los que no consiguen ver la luz que graciosamente reparte con su divina magnificencia.

De esta forma, los que no siguen al nuevo mesías, son objeto de todo tipo de menosprecios, hasta el punto si quiera de negar su existencia.

 

Lo mismo que en la Alemania nazi se distinguían básicamente tres tipos de individuos; esto es:

a)   Los humanos como tal, evidentemente los arios.

b)   Los subhumanos, que entendían eran los eslavos.

c)   Los que ni si quiera eran humanos: los judíos

 Pues bien, para el nuevo evangelizador de Cataluña, los que defienden en esa región española la Constitución Española, votada no olvidemos por más del 88% de la población, son lo más parecido a lo que los nazis pensaban de los judíos.

Como todo mesías, D. Arturo Mas tiene sus apóstoles. En esta élite apostólica, encontramos algunos matices: Por un lado encontramos un perfil más lánguido, bonachón y casi hasta respetuoso para con el resto de España como es el del Sr. Durán y Lérida (pero tan independentista como el que más) y por otra parte el que mantiene el conseger Felipe Puig, el equivalente a ministro del interior de la Generalidad catalana. Este individuo, usando un culto castellano, repentinamente reinventa la politología y la teoría política, afirmando lindezas tales como que hay que diferenciar entre democracia legislativa y democracia real. En otras palabras, que la democracia es solo lo que se acomoda a su manera de pensar, excluyendo una vez más, y como buen nacionalista a todo lo que no piense como él, así como la legalidad vigente. Él y solo él, encarna lo que la democracia es. No opinar como el Sr. Puig es faltar a la verdad, manipular la voluntad del pueblo catalán, así como un ataque frontal y gratuito al noble y sufrido independentismo. Y no solo eso, sino que para éste apóstol arturmasiano, la legalidad vigente y la constitución, tiene la misma validez que un billete de 50 euros con la cara de Popeye.

No se vayan amiguitos que aun hay más. Este ser humano muestra su total desprecio a las leyes, jactándose de que sencillamente, no va a cumplir la legalidad vigente. Es lo que tiene ser un acólito de la iglesia arturmasiana: Puedes encaminar a tu pueblo a un dislate sin parangón, mentir, desafiar, hacerse el mártir, amenazar y lamentarse melancólicamente de los agravios sufridos por l´Espanya, sin que haya consecuencias porque está amparado por la luz de la razón y la divinidad que otorga actualmente formar parte de la élite independentista arturmasiana. 

Siendo este hombre el responsable de la policía autonómica catalana, se ha  despachado aseverando que si el gobierno de MadriT quisiera impedir un referéndum de autodeterminación, la policía autonómica estará al servicio de la generalidad!!! En otras palabras: Desde el gobierno catalán se hace saber al resto de la humanidad y con especial atención al resto de España que allá donde él tenga poder, se hará lo que se le ponga en gana. Parodiando una canción punky de los ´80: Mis cojones y yo.

Para un arturmasiano, los constitucionalistas o simplemente los que se sienten españoles en Cataluña, encarnan lo anticatalán. Son el mal absoluto. Los que impiden la felicidad a los habitantes de Cataluña y se comen a los niños crudos.

La brutal subida de impuestos, los recortes institucionales en todos los ámbitos, el famoso 3%, el déficit inasumible de la administración, la falta de medios y la incapacidad de generar empleo… todo ello responsabilidad del gobierno catalán, ¡oh sorpresa! no tienen nada que ver para el malestar social y las dificultades por las que pasa actualmente la región catalana. Sin duda, todos los males que arrastra Cataluña, se derivan del yugo español que les oprime, no les deja desarrollarse y les roba. Consecuentemente, la independencia es la única salida.

Una vez expuesta la nueva candidatura a mesías de Arturo Mas, analicemos lo que está ocurriendo y porqué.

Desde que se instaurara el estado de las autonomías, los mal-llamados nacionalistas, siempre han ido exigiendo más y más competencias al estado central y de todos, exigencias por otra parte que reclamaban como si las hubieran tenido siempre. En su afán de singularizarse del resto, o lo que ellos llaman “el hecho diferencial”, siempre se han visto como la reina del baile, cuando aquí, señores míos, bailamos todos en pos de una España mejor y más próspera.

Cuando afirmo lo de “mal-llamados nacionalistas” es por una lógica muy simple: Si un nacionalista lo que quiere es asumir cuantas más competencias mejor, llegará un momento en que ya no habrá nada que reclamar y consecuentemente la salida natural es apelar a la independencia.

ERC, a pesar de tener mi mayor desprecio ideológicamente hablando, hay que reconocer que nunca han engañado a nadie. Postulaban la independencia sin ambigüedades ni piruetas retóricas. Sin embargo CIU, mucho más ladinos y enmascarados en unas buenas formas y dando onerosos apoyos coyunturales a diferentes gobiernos a nivel nacional, son la viva imagen del engaño y del oportunismo. Por ello en cierta forma es de agradecer que de una vez por todas, se hayan desenmascarado, ofreciendo su verdadera naturaleza: el independentismo. Y es justo aquí cuando nace la nueva religión: El arturmasismo. Ni Luis Compayns, ni José Tarradellas, ni Francisco Maciá, ni si quiera Jorge Pujol: El elegido, el mesías, el redentor llamado a liderar la liberación del pueblo catalán, es nuestro protagonista: Arturo Mas

 Una vez que ya han conseguido un nivel de autogobierno prácticamente federal, y cuando a quien pedían y pedían de manera groseramente insolidaria con el resto de España, más y más competencias y dinero, se queda sin nada que ofrecer ante la situación catastrófica de la economía española, rompen la baraja y llaman abiertamente al independentismo… y mientras tanto piden no, exigen 5000 millones de euros para tapar las vergüenzas de su propia economía derivada de su nefasta y corrupta administración. Vivir para ver…

En estos días, el victimismo inoculado en el ADN de cualquier independentista, está llegando ya a límites no ya incompatibles con la verdad, ya que hacen de la mentira una forma de vida, sino, que más bien, podrían presentarse a un casting del club de la comedia ante semejantes bobadas. Actualmente, un independentista no termina de tener conciencia de cuando miente y cuando no. Después de haber gozado en los últimos 30 años de un nivel de autogobierno inusitado y lacerando los intereses del resto de España, se permiten el lujo de afirmar que no van a dejar que el resto de España les siga humillando, apelan a la falta de respeto del seny catalán, y en definitiva que cualquier comentario que vaya en defensa de la legalidad y de la constitución son un agravio hacia Cataluña.

Vamos a ver:

En un territorio donde:

1- No se puede estudiar en español. (Lo que diga el Supremo y el Constitucional les da igual)

2- Te despiden por llevar una bandera española en tu coche particular.

3- No puedes acceder a determinados trabajos (cada vez más) si no hablas catalán.

4- La práctica totalidad de los medios de comunicación solo tiene una línea editorial, hasta llegar prácticamente al adoctrinamiento de todas las cadenas de la TV3. Si tienes un momento, visualiza el siguiente video para hacerte a la idea de cómo funciona esta cadena:

5- Reprenden a los chiquillos por hablar español en el recreo.

6- No hay una sola oficina de la administración local o autonómica en la que puedas solicitar información o rellenar cualquier instancia en español.

7- Querían prohibir la venta de souvenirs que hicieran referencia a España.

8- Quitan uno de los símbolos nacionales como es el toro de Osborne de las carreteras.

9- Manipulan e inventan la historia que estudian los adolescentes fomentando el odio a todo lo español.

10- Se otorgan subvenciones a películas pornográficas para que las doblen al catalán pero no hay un euro para ninguna ONG, institución, asociación etc, que defienda la integridad territorial española.

 

(La persecución y asfixia al castellano es todavía peor que hiciera el  franquismo con el catalán)

11- Se trata de ciudadanos de segunda si no estás en la línea de pensamiento independentismo, llegando incluso al racismo si no eres nacido en Cataluña, ya que no posees el pedigrí inherente al buen catalán, y con especial virulencia a los extremeños.

12- Incumplen las resoluciones de la mayor instancia judicial como es el Tribunal Constitucional y el Supremo.

13- Sencillamente si no hablas y piensas en catalán eres ciudadano de segunda…etc etc, en un territorio donde ocurre todo esto alentado por los gobiernos que ha tenido.

14- Adoctrinamiento de los críos en el odio a España.

...Y después de todo lo expuesto, ¿se sienten encima que el resto de España no les respeta?

 No hace falta tener una brillantez intelectual notable para darse cuenta que es desde el gobierno pro-independentista catalán de donde nacen todas estas ofensas al resto de los españoles, y encima se permiten el lujo de sentirse ofendidos. En definitiva, que según un independentista, o se le complace en todas sus aspiraciones y guardas un educado silencio ante todos estos ataques, o se sienten ofendidos.

Cataluña, que siempre fue mirada con asombro y admiración por el resto de España, ha conseguido con este devenir al que le está conduciendo el Sr. Mas, que se la identifique como insolidaria, sobervia, vanidosa y egoísta.

La falsedad, la manipulación de la verdad, el ombliguismo provinciano en la que se han instalados los arturmasianos, lleva a situaciones como la pregunta que se pretende efectuar en el ilusorio referéndum: ¿Quiere usted que Cataluña sea un nuevo estado dentro de la unión europea? Porqué no preguntan también: ¿Le gustaría que Papa Noel viniera también en agosto?

Una vez que han provocado la situación en la que estamos, lo mínimo que se le debería pedir a un independentista es que no sea cobarde. Hagan la pregunta directamente: ¿Quiere usted que Cataluña deje de ser parte de España? Pero no… eso sería demasiado pedir. Como bien sabemos, la élite independentista catalana actual, se mueve fantásticamente bien en las piruetas idiomáticas, dobles interpretaciones y la ambigüedad calculada.

 

Con la pregunta que quieren proponer, entienden que lo que tenga que decir:..

a) Europa

b) el resto de España

c) los millones de  ciudadanos que viven en Cataluña y se sienten españoles

 

...al respecto es irrelevante. Dan por hecho en sus delirios que, Europa recibirá a un territorio cuyo autogobierno ha traicionado a su propia patria con los brazos abiertos, que el resto de España se pondrá a silbar y a mirar a la luna mientras se pretende destruir la unidad nacional, y que el resto de catalanes que se sienten españoles asumirán una actitud genuflexa.

En cierto modo, nuestro amigo Arturo no es tonto: haciendo gala de un arribismo bananero, cuando la economía de un país esta en crisis, y su sociedad sufre las consecuencias: paro, desencanto, falta de medios, y todo tipo de carencias,  encontrar un culpable a quien señalar como responsable, resulta muy reconfortante. La sociedad, como el individuo, tiende a creer lo que quiere creer, y para una sociedad con un poso nacionalista considerable, si añadimos un lógico desconento por la situacón economica, resulta que Mas tenía la mitad del camino recorrido. Solo le faltaba autoerigirse en mesías hacia la liberación de Cataluña.

Con este movimiento, nacido a partir de la Diada de 2011, Mas creía conseguir 3 cosas: 

- Identificar culpable: por supuesto la opresión fiscal y social que España somete a Cataluña.

- Inhibirse de asumir sus propias miserias: Ruina interna de Cataluña por una gestión desastrosa y tener que explicar el enriquecimiento y corrupción de TODOS los miembros Pujol-Ferrusola.

- Liderar su particular cruzada hacia el independentismo.

Si además se enerva las pasiones de lo más radicales,  a la vez que se utiliza una institución como es el F.C. Barcelona, cuya influencia en la sociedad catalana es innegable, no sólo por tradición, sino por los éxitos deportivos conseguidos en los últimos años, el cóctel está servido.  

Una vez analizado a que se debe todo esto, unas pocas reflexiones:

 

 

 

1-   ¿Dónde está el PSOE?

 

 

 

 

 

2-   ¿Porqué no hay más contundencia por parte del ejecutivo?

 

 

 

 

 

 

 3-   ¿El rey no tiene nada que decir?

 

 

 

 

 

Cataluña no es patrimonio de la actual élite/casta dirigente, ni de líderes espirituales coyunturales, ni de los que se tienen por depositarios de la inventada causa catalana derivada de la guerra de sucesión de 1714. Cataluña no es el cortijo de los nacionalistas reconvertidos. 

Cataluña es inherente a la existencia de España, y su destino, por tradición, historia, realidad y sentido común, es y estará ligado al de todos los españoles.

¡VISCA CATALUNYA!

(Lo siento Arturo, Cataluña es mucho más importante que tú)

 

Para finalizar, recordemos lo que dicen nuestra constitución y nuestras leyes:

 CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1978

Artículo 145

1. En ningún caso se admitirá la federación de Comunidades Autónomas.

2. Los Estatutos podrán prever los supuestos, requisitos y términos en que las Comunidades Autónomas podrán celebrar convenios entre sí para la gestión y prestación de servicios propios de las mismas, así como el carácter y efectos de la correspondiente comunicación a las Cortes Generales. En los demás supuestos, los acuerdos de cooperación entre las Comunidades Autónomas necesitarán la autorización de las Cortes Generales.

 

Artículo 155

1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u  otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general

2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.

 

Además, el Código Penal establece el delito de Rebelión en el art. 472 y siguientes:

Artículo 472.

 Son reos del delito de rebelión los que se alzaren violenta y públicamente para cualquiera de los fines siguientes:

1. Derogar, suspender o modificar total o parcialmente la Constitución.

2. Destituir o despojar en todo o en parte de sus prerrogativas y facultades al Rey o al Regente o miembros de la Regencia, u obligarles a ejecutar un acto contrario a su voluntad.

3. Impedir la libre celebración de elecciones para cargos públicos.

4. Disolver las Cortes Generales, el Congreso de los Diputados, el Senado o cualquier Asamblea Legislativa de una Comunidad Autónoma, impedir que se reúnan, deliberen o resuelvan, arrancarles alguna resolución o sustraerles alguna de sus atribuciones o competencias.

5. Declarar la independencia de una parte del territorio nacional.

6. Sustituir por otro el Gobierno de la Nación o el Consejo de Gobierno de una Comunidad Autónoma, o usar o ejercer por sí o despojar al Gobierno o Consejo de Gobierno de una Comunidad Autónoma, o a cualquiera de sus miembros de sus facultades, o impedirles o coartarles su libre ejercicio, u obligar a cualquiera de ellos a ejecutar actos contrarios a su voluntad.

7. Sustraer cualquier clase de fuerza armada a la obediencia del Gobierno. 

 

                                              

   ...continúa en la segunda parte. Nuestro mesías muta.

* No olvidar: en todas las opiniones de esta web, anteponer siempre delante de cada adjetivo, la palabra "presunto"